Baterías

Ligeras y manejables, las baterías Wayel son de iones de litio, con celdas Samsung

baterías

Las baterías con iones de litio están dotadas de celdas Samsung

Las bicis eléctricas Wayel están dotadas de las baterías más desarrolladas de la actualidad, con iones de litio, equipadas con celdas Samsung que garantizan una mayor calidad, seguridad, y larga duración gracias a los numerosos ciclos de recarga: hasta 1 000 ciclos completos. Las baterías de iones de litio se caracterizan por una tecnología avanzada: pequeñas y ligeras cuyo peso reducido equivale a su capacidad, o una mayor capacidad en igualdad de peso. El resultado es un aumento en la autonomía de la bici. Las baterías de iones de litio son fáciles de manejar y extraer rápidamente; además, se pueden recargar en cualquier momento y no sufren el efecto de memoria manteniendo las prestaciones en un nivel elevado. También cabe destacar que, durante el proceso de recarga, garantizan una eficiencia energética de un 95 %. El tiempo de recarga varía desde 4 a 7 horas. Si la batería se conserva correctamente, después de 500 ciclos de carga y descarga, garantiza una capacidad residual equivalente a un 87 % respecto a la nominal.

Seguridad ante todo

Todas las baterías Wayel garantizan seguridad y cumplen con la norma UN38.3: las baterías Wayel se someten a las pruebas de UN38.3. Al ser ligeras y compactas, se puedes llevar las baterías Wayel a cualquier lugar para reducir el riesgo de robo. Todas las carcasas de las baterías Wayel se caracterizan por un diseño mejorado en el aspecto y la dimensión para contener el peso máximo y darle la forma más adecuada para su uso.

Prueba – Norma UN38.3

Mencionamos, como ejemplo, algunas pruebas realizadas a las baterías previstas por la norma UN38.3 que garantizan altos estándares de seguridad de las baterías Wayel:

38.3.4.1 - Prueba 1: Prueba de altitud

Simula un transporte aéreo con condiciones de baja presión. Las baterías se prueban durante al menos 6 horas bajo las siguientes condiciones: temperatura de 20 °C + -5 °C y presión de 0,116 bares o menos.

38.3.4.2 - Prueba 2: Prueba térmica

Simula cambios de temperatura rápidos y extremos para comprobar la integridad de los circuitos eléctricos, las conexiones y la batería. Las baterías se prueban durante al menos 6 horas bajo las siguientes condiciones: temperatura de 75 °C + -2 °C y en un lapso máximo de 30 min. la prueba se repite a una temperatura de -40 °C + -2 °C. La prueba se repite 10 veces.

38.3.4.3 - Prueba 3: Prueba de vibraciones

Simula los diferentes tipos de vibraciones típicas de un transporte. La batería se somete a una vibración de entre 7Hz y 200Hz de forma continua durante 15 minutos. El ciclo se repite 12 veces durante un total de 3 horas.

38.3.4.4 - Prueba 4: Prueba de choque

Simula posibles choques durante el transporte. La batería se somete a una aceleración de 150 g durante 6 ms.

38.3.4.5 - Prueba 5: Prueba de cortocircuito externo

Simula un cortocircuito causado desde el exterior. La batería, colocada en un ambiente a una temperatura de 55 °C, se somete a un cortocircuito con una resistencia máxima de 1 ohm durante una hora. Tras superar la prueba, la batería se deja en observación durante 6 horas.

38.3.4.6 - Prueba 6: Prueba de impacto

Simula la colisión con una masa determinada. La batería se somete a un impacto contra una barra de 15,8 mm de diámetro con un peso de 9,1 kg que, colocada a 61 cm de altura frente a la misma, se deja caer en el centro de la muestra.

38.3.4.7 - Prueba 7: Prueba de sobrecarga

Evalúa cómo reacciona la batería a una sobrecarga. La batería se carga eléctricamente con un flujo de corriente doble respecto a la máxima indicada por el fabricante.