Expo Milano 2015

EN LA EXPO, WAYEL ACUDIÓ COMO INVITADO AL PABELLÓN THE WATERSTONE PARA REPRESENTAR LA CALIDAD Y LA EXCELENCIA DEL MADE IN ITALY.

Seleccionada entre más de 1 000 candidaturas, Wayel asiste también a la Exposición Universal 2015 como invitado en «casa» de Intesa Sanpaolo para contar su propia historia y el ambicioso proyecto de back-shoring con el que ha trasladado de China a Italia la producción de sus vehículos eléctricos.
A través de la iniciativa Candida la tua impresa convocada por Intesa Sanpaolo, Wayel ha querido aprovechar la oportunidad participando en la Expo para presentarse y contar su propia historia de excelencia empresarial, valiente e incluso un poco visionaria, justo en un momento como el actual, en el que en Italia es necesario lanzar un fuerte mensaje de esperanza a través de acciones concretas e inmediatamente perceptibles.

LA IDEA, EL PROYECTO, LA REALIZACIÓN: UNA FÁBRICA PARA LA PRODUCCIÓN
DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS, ENERGÉTICAMENTE AUTOSUFICIENTE

la fabbrica italiana veicoli elettrici

  • VUELVEN LOS EMPRESARIOS QUE SE ESCAPARON A CHINA PARA LA REUBICACIÓN. Nosotros también hemos vuelto. ¿Por qué? Calidad, investigación y logística son algunas de las razones determinantes.

    En los años 1999/2000, el Gruppo termal del que forma parte Wayel fue uno de los primeros en abrir un establecimiento en China cuando dicho país se presentaba como la fábrica del mundo. Después de 13 años, el crecimiento social y el aumento de los precios nos han convencido de que el proceso de la competitividad china se ha terminado. Este es el punto de partida de nuestros motivos que nos llevaron al back-reshoring. El coste de la mano de obra: a pesar de que en China la mano de obra todavía cueste poco respeto a la de nuestro país, este coste está sufriendo un crecimiento persistente y rápido, tanto que ha reducido totalmente el beneficio en el marco de fábricas con procesos de automatización consistentes. La logística: nuestro mercado de salida es decididamente Europa y, en este caso, se reducen considerablemente los costes de transporte de los productos en beneficio de una producción a escala casi totalmente local. La investigación tecnológica y la creatividad de Italia: con unos costes iguales entre un ingeniero chino y uno italiano, tener la posibilidad de recurrir a las entidades como la Universidad de Bolonia, que ofrecen elevados estándares de innovación, es una gran ventaja. Respecto a la creatividad y el diseño, Italia es una fábrica inagotable de ideas convirtiendo al Made in Italy ‘nativo’ en un bien único y codiciado. Calidad de los componentes: el área de Emilia-Romaña ha sido la capital de la moto durante al menos treinta años a partir de la II Guerra Mundial y, en este sector, han permanecido activas varias competencias importantes. Por lo tanto, los beneficios son dos: la calidad de la artesanía y las actividades económicas inducidas por Wayel en su propio territorio.
    Consumo energético: una fábrica para la producción de nuestros vehículos eléctricos, totalmente autosuficiente, derriba considerablemente los costes de ejercicio.

    MADE 2.0: LA IDEA QUE TOMA FORMA.

    Y la forma es el cautivador diseño de Italia, que ha tomado vida en la potente FUTURA (2.0) y en Trilogia (2.0) briosa, sicura y poderosa. Para Wayel es motivo de gran satisfacción poder decir que ha diseñado y producido aquí en Bolonia las bicis eléctricas de la serie Made 2.0, ya que representan de manera concreta el compromiso, el brío y la pasión de todos las que las hemos realizado.
  • UN NUEVO COMIENZO Y TAMBIÉN EVOLUCIÓN TECNOLÓGICA EN UN CONTINUO CAMBIO. La fábrica ideal: un edificio totalmente ZEB (Zero Energy Building).

    Testimonio tangible del compromiso y la pasión que ha animado el proyecto de la fábrica ideal, energéticamente autosuficiente, Wayel ha puesto en marcha la construcción de la FABBRICA ITALIANA VEICOLI ELETTRICI (FIVE): será el primer edificio energéticamente autosuficiente, con una instalación fotovoltaica sobre el tejado capaz de acumular aproximadamente 257 000 kW/h al año para garantizar no solo la iluminación y la comodidad residencial, sino también la energía necesaria para su producción industrial. A pleno funcionamiento, la fábrica tiene una capacidad productiva de 35 000 vehículos eléctricos al año, lo que representa el 5 % del mercado europeo.

    Y LUEGO LLEGA EL HIJO DEL SOL.

    Concebido para aprovechar al máximo la energía inagotable y totalmente gratuita como la solar, Solingo es el primer cityrunner eléctrico de Wayel alimentado también con los rayos del sol: un vehículo de uso ciudadano innovador, seguro y ecosostenible. El proyecto se inspira en la idea de querer realizar un vehículo limpio, que respete el aire que respiramos y las calles que recorremos cada día para viajar a trabajo, a la escuela o para hacer la compra. Un medio que entre un scooter y una bici de pedaleo asistido. A Solingo le hemos añadido una batería de reserva que se alimenta mediante un panel solar situado en el compartimento trasero y, por tanto, permite que el conductor siempre tenga una carga de reserva que, cuando se descarguen las baterías, nos ayuda a volver a casa ya que es como un depósito de reserva. Seguro, ágil y no contaminante: se calcula que Solingo tiene un gasto energético inferior a 0,50 € por cada 100 km de viaje. No paga impuestos durante los primeros 5 años, puede aprovechar las contribuciones estatales para los vehículos de emisiones bajas en general y, como vehículo eléctrico, tiene acceso libre a todas las áreas de tráfico limitado de los centros históricos de nuestras ciudades.
ISP_IMPRESE_EXPO